Aliviando el Alma: Coach Tanatólogo

La tanatología nos entrega muchos regalos debido a que se genera un acompañamiento a los dolientes; en ese proceso no se juzga, se vale llorar, cantar, recordar y hasta reír, y lo más importante es sentirse escuchado y ameno con su Coach Tanatólogo; donde el Coachee, se escucha así mismo, y esa gran herida o hueco en el pecho va sanando poco a poco y lo más importante es sentir y vivir el dolor, para luego saberlo gestionar con una auto-ayuda consciente.

Es una oportunidad de entrar en un proceso de auto-conocimiento, dado que siempre dejamos nuestro bienestar a un lado, llenando nuestra vida con metas personales y laborales, y no nos damos un tiempo para un trabajo retrospectivo e introspectivo, conociéndonos a nosotros mismos y tomando conciencia del aquí y el ahora.

Con esto podemos ver las pérdidas que se manejan a través de la Tanatología no solo son las pérdidas de seres queridos, sino también los cambios en la vida cotidiana, como divorcios, cambios organizacionales, pérdidas físicas de seres queridos, accidentes, pérdida de mascota, jubilación, enfermedades, entre otros. Lo grandioso es llegar hasta el último nivel del proceso Tanatológico, manejando de manera inteligente las pérdidas y cambios, para originar de ellas oportunidades, que dan paso a caminar y crecer.

Desde temprana edad pueden tomar los cursos de Tanatología, los cuales ayudan a todo niños a cambiar la forma de ver las cosas, las búsquedas de identidades, saliendo de tus familias manejando el desapego y entrando a la sociedad mejorando la confianza y seguridad en sí mismos; buscando en su interior grandes ideas, formando bases sólidas, para lograr un auto-conocimiento y profundidad de la vida.

Tanatología es un campo para conocernos a nosotros mismos, finalmente, al querer entender la muerte empezamos a entender la vida, lo que somos y nuestras emociones. Como disponemos en la frase:

“Lo más triste del ser humano, es que no saben que los muertos, enseñan a vivir a los vivos” María Enmanuel (2012).

Te invito a seguir los 4 beneficios de la Tanatología a través de la práctica: 1. Auto-conocimiento, 2do Crecimiento y Desarrollo Personal, 3ra Aprender a darle un sentido a la vida, usando el ¿para qué? Y por último 4to Poner en práctica el aprendizaje para vivir mejor y mantener una excelente calidad de vida.

Adicionalmente, te pido, que te permitas preguntarte y reflexiones, para ese auto-conocimiento: ¿Qué tan satisfecho estás en tu vida actual? ¿Por qué no te sientes satisfecho? ¿Qué estás haciendo para encontrar o mantener esas esperanzas y alegrías en tu vida?